Cumpleaños FCB - Mia San Rot-Weiß Kolumbien
28Feb2018



Son las 6:00 de la tarde del martes 27 de febrero.

Benno Elkan había llegado a la posada Bäckerhöfl donde solía reunirse con sus amigos futbolistas del MTV.

Benno no era de los mejores jugadores de fútbol. De hecho, no era considerado un jugador profesional pero era uno de los que más experiencia tenía. Hacía unos 7 años, para perfeccionar su conocimiento en idiomas se había mudado de su natal Dortmund al prestigioso Institut de Rosey. Este centro educativo estaba considerado como uno de los más prestigiosos del mundo y era uno de los pioneros en expedir el título de bachillerato internacional. Benno provenía de una pudiente familia judía y por eso podía pagar por el programa completo con estadía en el castillo feudal donde funcionaba el colegio.

En el Rosey, Benno se enamoró del fútbol gracias a sus compañeros suizos y franceses quienes eran más versados en el joven deporte. Por eso, al regresar a Dortmund una de las primeras tareas que se propuso Benno era fundar un club. Ese fue el Dortmund FC 95 (95, como era natural en esa época, reflejaba el año de creación del club). El Dortmund FC era el primer club de fútbol de la ciudad.

Pero ahora Benno estaba viviendo en Múnich y era por tanto muy amigo de algunos de los mejores jugadores del club MTV.

En la posada, Benno sentía el ambiente pesado. Varios de sus amigos pasaron a su lado cabizbajos y algunos ni le reconocieron para brindarle un sencillo saludo. Helmut Zoepffel es quien le da la noticia: hacía pocas horas, en una Asamblea General de Socios del club MTV se había decidido negar la petición de algunos miembros de la sección de fútbol para adherirse a la naciente DFB..

Benno sabía que esto iba a ocurrir. En el pasado, gracias a sus contactos, había logrado colaborarles a sus amigos con locaciones donde poder practicar. La directiva del MTV tenía otras prioridades y a menudo se escuchaba por los pasillos que esa naciente sección de fútbol solo traía problemas y perdida del foco en otros deportes. El Judo era el deporte estrella y para eso tenían un gimnasio donde podían practicarlo e incluso tener competencias que reunían hasta unas 50 personas. Ese mismo gimnasio servía para el tenis de mesa. Pero ¿fútbol?. Era poco práctico. Esto representaba conseguir mínimo a 22 jugadores, una cancha inmensa, unas porterías, árbitros, etc… era complejo.

Mientras Helmut le contaba a Benno de sus problemas, se acerca Joseph Pollack, otro de los futbolistas de familia judía y les confirma algo que cambiaría sus vidas.

Mientras todos renegaban de la situación de desprestigio, Joseph llamaba a su amigo Gustav Manning de la DFB. Gustav le había dado una simple solución. ¿Por qué no crear un club propio?

Mientras Joseph relataba el tono de la llamada, Helmut y Benno abrían los ojos y se entendían sin mediar palabra. Poco a poco se fueron acercando todos y las charlas entre ellos comienzan a interrumpirse entre sí. El volumen de la voz era ya casi el de gritos para poder hacerse escuchar y para exponer las diferentes posiciones. En eso, uno de los trabajadores de la posada se asoma por la puerta y les pide bajar el volumen de la voz.

Benno les propone a todos irse a un lugar donde seguir con la reunión. Eran ya las 7 de la noche.

Como Benno tenía inclinaciones artísticas (comenzaba a ensayar con la pintura y la escultura), solía pasar mucho rato por la zona de Schwabing. Este era un barrio ubicadoentre Odeonplatz y el Englischer Garten. Esto queda muy cerca del centro histórico, que para muchos es la plaza de María y el Neues Rathaus. Mientras para muchos el ayuntamiento aglomera durante el día a cientos de personajes elegantemente vestidos con trajes oscuros e impecables sombreros, más cerca del atardecer la zona se llena de personajes bohemios como músicos, pintores y escritores.

En esta zona solían ir en ocasiones los jugadores después de los partidos a reunirse en algún biergarten o en alguna de las salas vinicolas. Por eso Benno sugiere buscar algún lugar por esta zona para reunirse.

Mientras caminaban por Fürstenstrasse, el restaurante Gisela se ofrecía como el ideal porque estaba a medio llenar. Allí seguro lograrían reunir unas 3 o 4 mesas para hablar con calma.

Eran las 9:30pm…

26Feb2018



Todo empezó para el FC Bayern München un 27 de Febrero de 1900, casi 100 años, precisamente 101 años después inició mi historia, ese dia no fue un día como hoy sino un 23 de Mayo. Como un niño de siete años en ese entonces tuve la oportunidad de ver la final de una UEFA Champions League, de la cual no tenía ni la mas minima idea de lo que representaba un torneo que hoy día mueve al mundo del fútbol.

Recuerdo bien de esos días que fui a verlo en el restaurante de mi infancia, un asadero que pertenecía a familiares y en los cuales solía ir justo después de salir de clases. Mi primo, un hincha ferviente de Real Madrid me hizo ver el partido, a pesar de que sabía que nunca me gustó practicarlo porque mi posición favorita era la de portero y muchos de los que jugaban en contra me apuntaban a la cara porque era más fácil y para otros divertido romper mis gafas que hacer un gol. Obviamente las gafas rotas me significaron problemas con mi mamá y muchas veces días en el colegio con dificultades para ver, mientras volvían mis papas a tener dinero para reponerlas.

El sabia a quien apoyar, sabia que habia en el Valencia y por resignación elegí el FC Bayern, un equipo del cual nadie en Colombia tenia la mas remota idea (creo que aun todavía). El conocido Rekordmeister en Alemania era un equipo de poco protagonismo en Latinoamérica por la falta de jugadores de la región, a duras penas se escuchaba el nombre de Giovane Élber y de Roque Santa Cruz, jugadores de los que se sabía porque siempre le hicieron a Colombia la vida a cuadros en Eliminatorias.

Ese partido lo vi con poco interés, empezando porque se inició perdiendo con un gol de camerino de Gaizka Mendieta, durante todo el partido se hablaba de Oliver Kahn, un tipo grande que parecía todo menos un arquero de fútbol, se hablaba de sus grandes habilidades, cosa que yo cuestionaba más por el triunfalismo de un niño soñador que con la objetividad de un adulto. Cuando el partido se empató, entendí poco a poco por qué todos hablaban del gran capitán rubio del equipo bávaro.

Sobraba de liderazgo, sobraba de condiciones físicas, sobraba de todo, ímpetu, coraje, orgullo, pueden poner todos los adjetivos que deseen. Segui viendo los tiros penales, donde su actitud fue contundente a la hora de conseguir el propósito de la cuarta Champions League, después de una sequía por gloria Europea de un cuarto de siglo.

Han pasado más de 17 años, muchas cosas han cambiado, aquel restaurante cerró hace bastante tiempo, mi primo falleció en circunstancias extrañas y yo sé el significado de ser fanático de un equipo que tiene el sinónimo de gloria, hay muchos jugadores latinos en Bundesliga y ahora contamos con un jugador de calidad como el compatriota James Rodriguez. Otras no han cambiado como no jugar fútbol ni jugar de arquero, pero de algo estoy seguro, le agradezco a Esteban, ese primo que aprovechando mi ingenuidad, me mostró un mundo diferente al que muchos en Colombia ven, porque en menos de un año la vida me mostró que no estoy loco y que hay muchos desconocidos, que son mi familia y mis amigos, que también tienen la pasión y la viven de la misma intensidad

Por otro lado no pierdo la oportunidad para decirle Alles Gute zum Geburtstag FC Bayern München! Hoy son 118 años de los cuales hoy día podemos sentir orgullo y gratitud por aquellos perseverantes que decidieron fundar su equipo debido a que no se les permitió competir en esa primitiva liga alemana de fútbol, no se sabe si muchos se burlaron de ellos o se les trató de locos, solo sabemos actualmente que el Rot+Weiß son dos colores que llevo con orgullo gracias a ellos, por eso es necesario hoy recordar que la gloria la preceden aquellos que dieron el primer paso. Aún así, faltan casi dos meses para ese cumpleaños en el que conocí al Rekordmeister, Bestia negra, Stern des Südens o el nombre que mas le mueva el corazon. Espero para ese cumpleaños no menos que un trofeo de Champions para conmemorarlo.

Espero en sus comentarios, saber como fue su cumpleaños. Mia San Mia

26Feb2018



Es temprano en la mañana del martes 27 de Febrero del año 1900. Con el frío característico del invierno muchas personas prefieren pasar tiempo en sus casas cerca de la chimenea o la cocina donde el calor residual de los hornos a leña reúne a las familias en torno a una reunión informal con alguna sopa o torta. En torno a la comida, las charlas son más divertidas.

Por esos días había mucho que hablar. Los titulares en los periódicos narraban cosas como una entrevista a un explorador británico quien contaba que en una de sus expediciones al África había encontrado enormes arroyos de lava que desembocaban en un gran mar de 50 por 100 kilómetros de extensión y una profundidad de hasta 100 metros. Y que cerca a esta zona merodeaban tribus caníbales compuestas por hasta tres mil individuos. Por el otro lado otra de las noticias con gran repercusión era la del rey Leopoldo II de Bélgica quien prometía investigar sobre un supuesto “reino del terror” en el estado libre del Congo que era de su propiedad. Si, el África estaba de moda.

Pero quienes no estaban muy felices eran los chicos del equipo de fútbol del MTV München. Hacía muy poco que se habían constituido dentro del club deportivo Men Turn Association Munich de 1879 e.V. como una iniciativa de Walther Bensemann. El Club había nacido hace un par de décadas con foco en deportes tradicionales como el bádminton, judo, hockey o el tenis de mesa. Pero gracias a las insistentes reuniones con Whalter decidieron formar la sección de fútbol para los jóvenes interesados en este revolucionario deporte. Hacía pocos años, en Alemania se había comenzado a practicar el fútbol pero como una rara mezcla derivada del rugby. No se conocían las reglas.

Whalter fue un hombre clave para el desarrollo del fútbol en Alemania. Durante sus estudios secundarios en Suiza estuvo muy interesado en el deporte. Y al regresar a Alemania fundó uno de el primer club de fútbol de la región sur de Alemania. Era el International Football Club y logró captar la atención de muchas personas con un discurso a sus apenas 16 años de edad. A este seguiría el Karlsruher FV, el Frankfurter Kickers y posteriormente el MTV München 1879.

Los jóvenes deportistas del MTV München eran principalmente estudiantes y buscaban experiencia con otros clubes. En ese tiempo las pocas opciones para el equipo eran otros jóvenes clubes como el FC Bavaria 1899 München, el 1. Münchner FC 1896 o el FC Nordstern 1896 München. Pero lo más avanzado de la ápoca era jugar con otras selecciones internacionales como la de Lausanne. Faltaban ocasiones para reunirse y practicar, y esto era lo que hacía infelices a los jugadores del MTV München.

Un mes antes, el 28 de Febrero, y en parte promovido por el mismo Walther Bensemann, se había creado la Deutscher Fußball-Bund con el consenso de los capitanes de 86 clubes. El propósito de crear la DFB, como se le conocía por sus siglas, era consolidar la gran cantidad de competencias regionales para que jugaran por un solo título a partir del año 1902.

En una presentación del proyecto a la directiva del club, los representantes del equipo de fútbol se llevaron un gran rechazo a la propuesta de integrar el club en la DFB. Esto ocurrió en una Asamblea General de Socios. Los jóvenes no sabían cómo lidiar con esta situación y uno de los líderes de la DFB, Gustav Manning, les convenció que la manera de poder jugar más y disputar títulos era creando un club independiente. Gustav sabía que necesitaba a estos chicos porque eran los que mejor jugaban en la región.

Es así como 11 de los jugadores deciden salir de una reunión en el departamento del club a tomarse una cerveza y discutir sobre esta idea. El lugar escogido fue el restaurante Gisela ubicado en Schwabing. Eran ya las 9:30pm…

IR ARRIBA